Como alimentar a un perro recién nacido desde la comodidad de tu hogar

Como alimentar a un perro recién nacido desde la comodidad de tu hogar

En la actualidad hay gente interesada en saber cómo alimentar a un perro recién nacido para cuidar de ellos de la mejor manera posible y que crezcan sanos y fuertes.

Muchas veces los cachorros no pueden ser alimentados por su mamá canina por varias razones; puede que la perra muera en el parto, no este apta para amamantar.

También es posible que le quiten su camada muy pronto o alguno de los cachorros no se adapte al medio exterior en el que vive ahora y tiene que competir con sus hermanitos para poder alimentarse, lo cual atrasaría considerablemente su crecimiento.

Un error que comete con frecuencia la gente cuando tiene un cachorro recién nacido a su cuidado es darles leche de vaca y se dice que es un error porque esta leche contiene mucha lactosa lo cual causa diarrea en los pequeños animalitos y es muy baja en nutrientes.

Una de las mejores opciones para alimentar a tu cachorro es adquirir leche en polvo especial para perros recién nacidos, es perfecta para tu mascota ya que no causará daños y se alimentará de la mejor y correcta forma.

Aunque muchas veces este tipo de leche es costosa y difícil de conseguir en tiendas para mascotas toma en cuenta que es lo mejor para alimentar a un perro recién nacido porque al reverso del envase te indica la cantidad exacta que debes proporcionarle a tu mascota.

Si esto te es imposible entonces puedes preparar leche de vaca, yema de huevo, miel y crema de leche; debes mezclarlo y guardarlo en la nevera por un máximo de 3 días mientras estas alimentado al cachorro.

Las cantidades de alimentos varían según su peso y su tamaño, es preciso darles lo que necesitan, no sobrepasarlos en peso ni mucho menos proporcionarles poca leche.

Alimentar a un perro recién nacido es de vital importancia

Durante esta etapa importante de sus vidas, necesitan de mucho cuidado y atención, sobre todo si no cuentan con los cuidados de su madre, debes estar muy pendiente todo el tiempo de lo que hacen y que no pasen hambre, frío o cualquier otra incomodidad.

Para poder alimentar al cachorro es necesario que utilices un biberón con una boquilla adecuada al tamaño del hocico; en él vas a verter la leche a una temperatura de 38°, no puedes dárselas fría, puedes calentarla previamente en baño de maría.

Luego de pasar los veinte días de nacido puedes alimentar a un perro recién nacido con alimentos mas sólidos remojados en leche para que su estomago se vaya adecuando a otros alimentos o si es mucho mejor alimento especial para perros, lo que los hará crecer muy sanos, fuertes, con vitaminas y minerales que necesitan para su crecimiento, desarrollo y mantenerse en excelente condición de salud.

Ya para estos días el perrito comienza a abrir sus ojos, le salen algunos dientes e intenta a moverse más.